"Desde que entreno con Mario Redondo mi vida ha cambiado "

"Desde que comencé a entrenar fuerza de manera dirigida se fueron los dolores y la fatiga"

"Antes de comenzar hacer ejercicio tenía mucho miedo a mover el brazo o lesionarme, a día de hoy no tengo ningún problema haciendo ejercicio o en mi día a día"

"Gracias al entrenamiento de fuerza he recuperado mi vida y he vuelto a jugar con mis nietos "

 ¿Quién soy?

Soy Mario Redondo Martínez, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y Fisioterapeuta, especializado en ejercicio para pacientes con cáncer. Mi pasión por la salud y el bienestar me ha llevado a dedicar los últimos 10 años a investigar y aplicar los beneficios del ejercicio físico en la mejora de la calidad de vida de quienes enfrentan esta dura batalla. En el corazón de mi enfoque está la convicción de que la última evidencia científica debe estar al servicio de la experiencia clínica, un principio que me ha guiado desde que fundé el Exercise Physiology Cancer Center.

Mi viaje en este campo comenzó con una paciente diagnosticada con cáncer de mama metastásico. Fue su caso el que me abrió los ojos al desconocimiento generalizado en el ámbito profesional y al inmenso potencial del ejercicio físico para mejorar no solo la calidad de vida de los pacientes sino también su tolerancia a los tratamientos oncológicos. Desde entonces, me he comprometido a cambiar este paradigma, ofreciendo programas de ejercicio físico personalizados que fortalecen sin fragilizar, siempre basados en la más rigurosa evidencia científica.

La formación continua es la piedra angular de mi práctica. Entender a fondo la fisiopatología del cáncer y mantenerme al día con los avances en la investigación son compromisos que asumo no solo personalmente sino también con mi equipo. Todos los profesionales que trabajan conmigo están altamente cualificados en ciencias del ejercicio y tienen experiencia práctica con pacientes, asegurando que cada intervención sea segura, efectiva y adaptada a las necesidades individuales.

En estos 10 años entrenando a pacientes oncológicos, he visto de primera mano cómo el ejercicio puede ser un aliado poderoso en el camino hacia la recuperación y la mejora de la calidad de vida. Es mi misión personal y profesional llevar este mensaje a más personas, demostrando que la fuerza física y la resiliencia pueden ser cultivadas incluso en los momentos más difíciles.

Mi trabajo en el Exercise Physiology Cancer Center es más que una profesión; es una vocación que combina ciencia y dedicación para ofrecer el mejor servicio para aquellas personas con cáncer. 

Testimonios de pacientes

Colaboradores